De interés

02 abril 2012

Del vector al píxel y tiro porque me toca



 

Eduardo Reguera estudió Gráfica Publicitaria en la Escuela de Arte Gran Canaria y desde entonces ha trabajado para estudios de diseño y agencias de publicidad. Además del diseño gráfico, en los últimos años ha estado trabajando en numerosos proyectos personales, creando ilustraciones con un marcado estilo “Cartoon”.


Buenas tardes Eduardo y gracias por esta entrevista. ¿Por dónde empezamos? Cuéntanos un poco cómo llegas a este momento…


Buenas tardes. Cuando era un niño siempre estaba con un lápiz en la mano, y disfrutaba mucho creando cosas en el papel. Hoy en día sigo pasándolo igual de bien, mezclando imaginación, métodos tradicionales y nuevas tecnologías.

 

Hemos comentado que tu paso formativo fue por la Escuela de Arte de Gran Canaria estudiando gráfica publicitaria. ¿Cómo ha sido tu experiencia en el ámbito del diseño gráfico?

 

Catorce años han pasado desde que dejé la Escuela. Fueron dos años maravillosos. Desde entonces no he parado de trabajar y sobre todo de aprender. Tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta, y eso no es muy habitual.

 

Has pasado por diversos estudios y agencias. Cuéntanos un poco la experiencia…

 

Nada más salir de la escuela comencé en un pequeño estudio de diseño, digo pequeño porque yo era la única persona que trabajaba en él. Realicé trabajos para los cines Warner en Barcelona, MAYA, y Universidad de Las Palmas…entre otros. Pero luego surgió la oportunidad de incorporarme a la mítica agencia EXTRA, y el cambio fue radical. Trabajar en una agencia de servicios completos, a pleno rendimiento en aquel momento, fue una experiencia que nunca olvidaré. Desde 2002 trabajo en el Departamento de Publicidad de El Corte Inglés, junto a un magnífico equipo de profesionales.

 

Pero sin embargo te pasas a la ilustración…

 

No fue de la noche a la mañana, como te he comentado al principio de la entrevista siempre me ha apasionado el dibujo. Considero que es una herramienta esencial en cualquier profesión creativa. Pero desde hace unos años he ido buscado mi estilo propio, y no creas que ha sido fácil. Hay mucho trabajo detrás de cada dibujo.

 

¿Qué te aporta la ilustración que no te da el diseño?

 

Libertad total, desde que genero la idea hasta que la termino.

 

Hablemos de tus ilustraciones. Un estilo muy colorista y desenfadado…

 

Los ingredientes que uso son muy fáciles de conseguir: Una idea original, papel y lápiz, y tinta digital. Durante el proceso añado positividad y buen humor. Si el resultado sorprende y además arranca una sonrisa, me doy por satisfecho.

 

¿Es, quizás, la búsqueda de la antítesis de la seriedad del diseño?

 

Has dado en el clavo. Digamos que tengo un pozo de creatividad que tengo que vaciar de vez en cuando y lo que obtengo son estas ilustraciones. No siempre los clientes te permiten hacer lo que quieres. Es una buena terapia para mantener mi imaginación activa.

 

¿Y qué crees que tienen en común?

 

Las dos disciplinas van en paralelo. Y ambas se complementan. Además tienen el mismo origen, la creatividad del diseñador.

 

Hablemos de formación. ¿Qué crees que te aportó tu paso por la Escuela de Arte?

 

La experiencia fue muy bonita, yo lo disfruté mucho. Reconozco que en aquellos momentos había ciertas carencias formativas, pero yo las suplí con mucha ilusión y esfuerzo. Y me sirvió para descubrir mi vocación por el diseño gráfico.

 

Y ahora, desde la experiencia posterior, ¿qué crees que debe incorporarse a la formación para dar un concepto más completo de la profesión?

 

Tengo entendido que Gráfica Publicitaria ha ido evolucionando, y así debe ser. Yo insistiría en trabajar más sobre el papel, que el ordenador sea siempre el último paso.

 

Volvamos a tus ilustraciones. ¿Por qué esa paleta tan alegre?


Con mis ilustraciones intento transmitir positividad y buena energía. El trazo a mano alzada define el dibujo, pero es el color el que lo llena de vida.

 

¿Desestimas, pues, el blanco y negro en el presente?

 

Uso cuadernos para bocetar ideas, y rara vez uso lápices de color. Tengo otra línea de ilustraciones en las que no empleo ordenador, sólo lápiz y rotulador negro.

 

¿Algún proyecto entre manos?

 

Un proyecto literario. Una novela de aventuras ambientada en Las Palmas a mediados del siglo XX.

 

¿Te apuntas al test rápido? Diseño o ilustración.

 

Mi corazón está dividido… pero elegiría ilustración.

 

Una tipografía y por qué

 

Mi propia caligrafía, que aparece en muchas de mis ilustraciones. Así los dibujos son más originales y personales. 

 

Un color y por qué

 

El azul, porque es el preferido de mi hijo.

 

¿Todo color o tintas planas?

 

A todo color, sin duda.

 

La vida está para…

 

...ser feliz, disfrutando de las pequeñas cosas.

 

Un referente

 

Me encantan los trabajos de Brosmind.

 

Alguien de las islas que esté en tu punto de mira

 

Cualquiera de los ilustradores que ya has entrevistado. Me gusta observar lo que se cuece a mi alrededor, y canariascreativa es una excelente atalaya.

 

Banda sonora para trabajar


El silencio de la noche.

 

¿Y para dar por cerrado un trabajo?

 

Un suspiro de satisfacción al ver otro dibujo terminado.

 

¿Bocetos o directo al tajo?

 

Bocetos y más bocetos…

 

¿Mano alzada o directo a ordenador?

 

¡Mano alzada siempre!

 

Un sueño…

 

Montar mi propio estudio de ilustración. Lo imagino en Vegueta, un pequeño local con encanto, madera en los suelos, piedra, muchos libros y objetos vintage, y mis dibujos en la pared.

 

Un proyecto a medio plazo

 

50 ilustraciones para mi libro.

 

¿Y a corto?

 

Estoy escribiendo el final de mi novela, ¡por fin!

 

¿Algo que añadir, caballero?

 

Darte las gracias, he disfrutado mucho. Un abrazo!

 

Pues muchas gracias, oiga… y nos vemos en la andadura.

 

 

 

 

 

 

 





Comentarios


¿Quieres colaborar con nosotros?
es un concepto original de desarrollado con la colaboración de Clickantia.com