De interés

18 junio 2012

Diseño eslovaco directo desde Tenerife



 

Eva Kasakova llega a Tenerife hace un par de años y desde ese momento se convierte en uno de los puntos al que mirar en el panorama regional del diseño gráfico.


Buenas tardes Eva y muchas gracias por abrir un huequito en la agenda para esta entrevista. Empecemos desde el principio… ¿quién es Eva Kasakova?


Soy diseñadora gráfica, escribo un blog sobre diseño (solo en eslovaco), soy parte de La Piscina Editorial y coordino un nuevo festival "SELF" sobre proyectos independientes de diseñadores, ilustradores y fotógrafos (este septiembre en Bratislava).

 

¿Cómo empieza tu inquietud por el mundo del diseño?

 

Oh, creo que siempre me han gustado las imágenes y las letras. Durante las vacaciones de verano, en casa de mis abuelos, escribía mi propio periódico en la máquina de escribir! Y desde siempre fui un gran fan de revistas. Cuando viajé por primera vez de mi pueblo a Bratislava (la capital de Eslovaquia), me traje una revista que me impactó. Solo más tarde me enteré que fue el primer proyecto de mi profesor en la universidad.

 

Hasta llegar a la Universidad de Bellas Artes de Bratislava, tu formación podemos escalonarla. Primero fue el Diseño de Productos en la Facultad de Arquitectura; de ahí pasas a la de Comunicación Visual para hacer Diseño Gráfico y terminas haciendo el Master de Comunicación Visual en Bellas Artes…. ¿qué te aportó cada una de las etapas?

 

Cada facultad tenía otro enfoque, una fue más tecnológica, otra más comercial y práctica y la última más conceptual. En cada una tenía que empezar de cero aprendiendo lo suyo pero estoy muy agradecida haberlo probado todo. Me hice más conciente de muchas caras de diseño.

 

¿Por qué ese largo camino hasta entrar en Bellas Artes?

 

La Universidad de Bellas Artes en Bratislava tiene mucho prestigio y aceptan solo 10 o 12 alumnos por clase. Hay gente que intenta pasar los exámenes durante años. Yo no quería esperar, así que cogí la primera facultad dónde me aceptaron y ya con un buen portafolio de trabajos me apunté para los exámenes de Master. Tuve suerte y me cogieron.

 

A nivel práctico para el día a día, ¿qué te llevas de cada facultad?

 

Pues mira, por ejemplo: la profesora de tipografía en Diseño Gráfico detestaba si le presentábamos trabajos en un folio normal. Siempre tuvimos que buscar papeles especiales para cada ocasión. Luego en el Master en Bratislava nos hacían excavar lo imposible para encontrar un concepto para cualquier proyecto. Nunca valía una idea plana, o muy directa.

 

Mientras haces el maestre empiezas a trabajar en el primer estudio de diseño: IQ Design, de Bratislava. ¿Cómo fue el salto de la formación al laboral?

 

Absolutamente sin problemas. A propósito elegí un estudio dónde los dueños pasaron por la misma universidad que yo, entonces nuestras cabezas estaban en lo mismo. Prestábamos mucha atención a tipografía, buscábamos conceptos fuertes para cada proyecto. El ambiente era muy humano, muy familiar, y yo me sentí muy a gusto. Hasta hoy seguimos en contacto.

 

¿Y cómo es que terminas viniendo a las islas? ¿Por qué Tenerife?

 

Pues porque decidimos con mi amiga practicar nuestro español fuera de la academia y queríamos ir a una isla para pasar el verano. Y luego una noche en un bar, un amigo nos habló de unas playas negras preciosas, de unos muelles con escaleras para bajar al mar... y vinimos a Tenerife. Aquí conocí a mi novio y un año más tarde volví para quedarme. 

 

En el 2010 entras en 'Mínima comunicación visual' y empieza tu experiencia laboral en las islas. ¿Son distintos los procesos, los clientes?…. 

 

La verdad que ni los procesos ni los clientes varían mucho, quizás solo que Mínima tiene el lado comercial muy conectado con el lado creativo. En mi anterior estudio fuimos la plataforma de los diseñadores y luego el despacho de los comerciales. En Mínima es todo un espacio abierto y gracias a esto aprendí mucho de la gestión de proyectos. 

 

Y en el 2012 vuelves a la libertad del freelance, montando tu propio estudio. 

 

Sí, alquilamos un estudio entre varios amigos y como Mínima está en la calle al lado, nos visitamos : )

 

¿Qué te aporta el modo de trabajo freelance que no te da el de empleada?

 

Sobre todo la variedad. Quizás es solo por mi carácter, pero en una empresa siento que si no estoy enfrente del ordenador, no estoy trabajando. En mi estudio propio no importa si salgo a la calle para buscar material, voy a la imprenta o quedo con una amiga para consultar el trabajo que hago o el que hace ella. Aparte, yo siempre trabajo en varias cosas personales a la vez, a lo cual no me puedo dedicar si estoy en una empresa. En mi "empresa" lo puedo combinar todo.

 

¿Cuáles son los procesos creativos que sigues habitualmente a la hora de trabajar con un proyecto?

 

A veces sé que tengo que hacer solo al hablar con el cliente, a veces no, y entonces primero voy repasando mis archivos visuales - es algo como un atlas propio, que cambio constantemente. En estas carpetas voy guardando ideas que me gustan y me pueden servir de algo. El siguiente paso es papel y lápiz. Soy incapaz de empezar directamente en el ordenador. 

 

Eres una de las culpables de 'La Piscina Editorial' junto a Néstor Delgado y María Laura Benavente. ¿Cómo surge el proyecto?

 

En septiembre del año pasado vino Néstor y me habló de un proyecto editorial que quería emprender. Me encantó la idea y enseguida le dije que sí. Empezamos con un catálogo para una exposición que organizaron los chicos entre varios amigos en una casa de alquiler y desde entonces estamos siempre ocupados con algo.

 

Para quienes no lo conozcan, ¿qué es y qué hacen en 'La Piscina Editorial'?

 

Somos una editorial independiente y auto-producimos publicaciones de arte y cultura. Algunos departen de las actividades artísticas de Néstor y María Laura, como la serie de catálogos para eventos de performance Action Cover Party, o ahora estamos terminando la publicación Bailando al borde del volcán de María Laura. Otros proyectos hacemos por encargo, como por ejemplo el catálogo para la exposición de los alumnos de Bellas Artes Transformaciones.

 

Volviendo al mundo del diseño, ¿qué referentes crees que te han marcado?

 

Uf, muchísimos. Sobre todo la formación en la Universidad de Bellas Artes en Bratislava y mis profesores allí.

 

¿Existe un estilo Kasakova?

 

Jajaja, espero que todavía no! Pero siempre inclinaba a las formas geométricas, tipografía limpia y tintas planas. Vamos, bastante aburrido, y por eso me estoy soltando ahora cada vez más. No respeto tanto la tipo y tengo un especial cariño a colores raros.

 

¿Qué trabajo de los que has hecho en las islas destacarías sobre el resto?

 

Pues no puedo no mencionar el trabajo para la marca de muñecos artesanales Mimú que hice cuando estaba en Mínima y por cual recibimos el Premio Canario de Diseño en categoría Imagen Corporativa. Otro trabajo con el cual estoy muy contenta es el rediseño de la etiqueta del Ron Arehucas, en colaboración con la agencia de publicidad Arco.

 

Según tu perspectiva, ¿es Canarias un mercado educado en el mundo del diseño?

 

Pensar esto sería muy naive. Pero cuando vine me impresionó la calidad de la identidad visual del Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife. Ojala el gobierno de Eslovaquia llegaría un día a algo parecido!

 

¿Vamos al test rápido? ¿Tintas planas o cuatricromía?

 

Tintas planas.

 

Una tipografía fetiche.

 

Cualquiera de los diseñadores eslovacos: Peter Bi?ak, Ondrej Job o Jano Filipek.

 

¿Papel gofrado o estucado?

 

Ahora mismo gofrado.

 

Una tinta y por qué

 

Negra. Porque así imprimimos todo en La Piscina.

 

Un referente internacional.

 

Pues aprovecho para mencionar las chicas: Astrid Stavro, Sara de Bondt, Linda Van Deursden, Irma Boom, Sarah Illenberger y me encantaría ver el trabajo de Ena Cardenal más de cerca.

 

Alguien que te haya sorprendido en las islas.

 

Sorprendido no, me falta ver un movimiento de gente joven que ahora estudia diseño. Dónde están? Que hacen? Porque no se manifiestan? Ellos deberían ser los rebeldes e innovadores.

 

¿Brillo o mate?

 

Ahora mismo mate.

 

¿Y para celebrar el final de un trabajo?

 

Una caña! Cualquier día de la semana.

 

Un libro

 

The Ways of Seeing (Maneras de ver) de John Berger.

 

Una película

 

La peli argentina Medianeras de Gustavo Tarreto.

 

Un proyecto en el que estés metida ahora

 

Packaging para la tienda de café La Cafeína.

 

Algo a medio plazo…..

 

Festival SELF. Que salga bien y que viene gente!

 

Un sueño….

 

Viajar más.

 

Vamos terminando…. ¿algo que añadir? 

 

Muchas gracias por entrevistarme y felicitaciones por el buen trabajo en el portal CanariasCreativa.

 

Pues muchísimas gracias, Eva. Mucha suerte en la andadura.

 

 

 

 

 





Comentarios


¿Quieres colaborar con nosotros?
es un concepto original de desarrollado con la colaboración de Clickantia.com